Influir silenciosamente

Influir silenciosamenteTodo profesional necesita influir en otras personas. Vivimos en un mundo laboral muy  competitivo  que nos exige que influyamos en una diversidad de circunstancias y de personas, no solo de vez en cuando, sino en numerosas ocasiones todos los días. Aunque a veces la influencia se centra en cuestiones y oportunidades importantes, también consiste en empujar el cambio dando un pequeño paso tras otro.

Influir en los demás no consiste en obligar a otras personas a ver las cosas como nosotros las vemos, sino en aprender de otros y negociar una solución compartida. Este enfoque exige paciencia, planificación y perseverancia.

Jennifer B. Kahnweiler es una conferenciante internacional y coach ejecutiva, especializada en desarrollar y potenciar la influencia que tienen los líderes introvertidos.

Jennifer en su libro “Influir Silenciosamente” expone  la forma de conectar con esos puntos fuertes naturales que tienen los introvertidos: cómo realzarlos y fomentarlos. Comenta cómo los introvertidos pueden influir con éxito. Si están dispuestos a edificar sobre sus puntos fuertes naturales por medio de la práctica consciente, perfeccionan las habilidades esenciales, desarrollan una sensibilidad más aguda y aumentan la confianza en sí mismos para influir en todo tipo de personas y de circunstancias.

Cada punto fuerte de las personas introvertidas, por sí solo, es un instrumento poderoso para la influencia; cuando se combinan, su poder se multiplica. En definitiva, los introvertidos influyen de forma muy eficaz cuando aprovechan al máximo sus puntos fuertes naturales y no cuando intentan actuar como extrovertidos.

En cuanto a los extrovertidos, aprender de ellos les puede dar una oportunidad iluminadora para equilibrar sus propias maneras de influir. Si están abiertos a experimentar con una faceta distinta de su persona, aumentarán en gran medida su propia capacidad de influenciar, de modo que puedan tener un impacto mayor en una variedad de circunstancias más amplia.

¿Cuáles son las características que conforman a los introvertidos?

  • Buscar la soledad. Los introvertidos quieren y necesitan pasar tiempo a solas. En el trabajo, prefieren espacios tranquilos y privados, y les gusta abordar proyectos en solitario o en un grupo reducido.
  • Primero pensar, luego actuar. Piensan antes de hablar. Incluso en las conversaciones informales, piensan detenidamente en los comentarios de otros y hacen una pausa y reflexionan antes de responder. Saben cómo utilizar el poder de la pausa.
  • Contener las emociones. Los introvertidos raras veces se muestran emotivos o expresivos. Puede ser difícil averiguar qué pasa en su interior, de modo que la gente a menudo malinterpreta sus sentimientos.
  • Centrarse en la profundidad. Buscan la profundidad, no la amplitud. Les gusta cavar hondo, escudriñar las cosas y las ideas antes de pasar a otras nuevas. Les atraen las conversaciones con sentido, en contraposición al parloteo superficial. Saben cuándo sintonizar con otros y cuándo no tienen que invertir tantas energías en hacerlo.
  • Que hablen sus dedos. Prefieren escribir a hablar. Cuando están en el trabajo, prefieren enviar un correo antes que hablar por teléfono, y es probable que les guste más escribir informes que hacer presentaciones en público.
  • El arte de la discreción. Normalmente son callados y reservados. Tienden a hablar en voz baja y lentamente. No desean ser el centro de atención. Incluso en las conversaciones acaloradas, tienden a proyectar a los demás una actitud de calma.
  • Lo privado pertenece al ámbito de… lo privado. Los introvertidos se oponen al “libro abierto”. Mantienen los asuntos personales bien protegidos, compartiendo información con unos pocos elegidos; incluso entonces, no la comparten hasta que conocen bien a esas personas y se sienten cómodos con ellas. También pueden ser precavidos con los temas laborales, y mantienen bien guardadas sus ideas y alianzas.

Estos rasgos son precisamente el motivo de que a menudo las personas que influyen mejor en los demás sean los introvertidos, incluso en un mundo que, hasta ahora, ha dado por hecho que para dejar huella hay que hacer mucho ruido.

Jennifer B. Kahnweiler identificó seis puntos fuertes que aprovechan los introvertidos para dejar huella:

Puntos Fuertes que aprovechan los introvertidos

Este proceso, más o menos secuencial, empieza al buscar momentos de calma. Quienes influyen silenciosamente empiezan su viaje para influir en otros donde mejor piensan y se recargan: en un entorno apacible. Guardar silencio proporciona energía, aumenta la consciencia de uno mismo e impulsa la creatividad. Los introvertidos recurren a menudo a esos momentos de paz para recargarse y reflexionar.

Luego viene la preparación. La preparación cuidadosa capacita a las personas que influyen silenciosamente para afrontar todo tipo de situaciones, al aumentar su conocimiento y disponerlos a abordar las objeciones potenciales. Mediante el recurso de crear una estrategia y formular preguntas, se sienten más a gusto y adquieren más confianza en sus esfuerzos por influir en otros.

A continuación, hacen que uno o más de los cuatro puntos fuertes siguientes incidan en la circunstancia. Es posible que usen su habilidad innata para la escucha activa, para fomentar la comunicación y la comprensión mutua. O quizá decidan participar en interacciones de doble sentido, de persona a persona o en grupos pequeños. Estas conversaciones centradas son diálogos con propósito, en los cuales se resuelven los problemas y se analizan los conflictos con otros. Otra de las vías que usan es su disposición innata a la escritura. Por medio de esta especialidad, articulan posturas auténticas, bien desarrolladas, para dejar huella en otras personas. Por último, quienes influyen silenciosamente meditan sobre cómo las plataformas de medios sociales pueden beneficiar a su causa. Se basan en un uso juicioso de los medios sociales para alcanzar a un público hasta el momento desaprovechado, difuso o distante.

Ahora sólo nos queda practicar la influencia silenciosa.

Rita González

Psicoterapeuta