¿Dónde se encuentra alojado nuestro Espíritu Navideño?

Un estudio ha determinado que son cinco las zonas del cerebro que se activan:
la corteza motora primaria, el lóbulo parietal superior, el inferior,
la corteza premotora y la corteza somatosensorial primaria.

Según la publicación del portal “SINC, la ciencia es noticia”, las emociones y sentimientos de nostalgia que aparecen en esta época de Navidad no se encuentran alojadas en nuestros corazones, sino en nuestro cerebro.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhage ha mapeado las regiones del cerebro que se activan con estímulos propios de estas fechas y han publican los resultados de su trabajo en el especial navideño de la revista British Medical Journal.

espiritunavideño

Los detractores de la Navidad que, como Scrooge, el célebre protagonista del Cuento de Navidad de Dickens, consideran estas fiestas “paparruchas”, han de saber que su falta de entusiasmo podría tener explicación científica. El equipo de investigadores ha localizado las cinco zonas del cerebro que más se activan con el espíritu navideño.

Examinaron a un total de veinte participantes que dividieron en dos grupos según sus respuestas en un cuestionario: el grupo navideño –aquellos que celebraban la Navidad y la asociaban con sentimientos positivos–  y el grupo no navideño –aquellos que no la celebraban y que tenían un sentimiento neutral hacia esta festividad– .

Según destacan los autores al exponer los métodos de su experimento, todos los participantes estaban sanos, y durante el proceso no consumieron ponche de huevo ni pan de jengibre. Ambos platos son típicos de la Navidad en Estados Unidos.

Cada participante fue monitorizado mientras veía 84 imágenes con gafas de vídeo. Las imágenes se visualizaban durante dos segundos, y después de seis consecutivas con un tema navideño, había otras seis con motivos cotidianos, sin relación con estas fiestas.

El seguimiento cerebral se realizó mediante imágenes por resonancia magnética funcional (fMRI en sus siglas en inglés) que miden los cambios que se producen en la oxigenación y el flujo de la sangre en el cerebro en respuesta a la actividad neuronal. Con estos datos, se crean mapas de activación que muestran qué partes del cerebro están involucradas en un proceso mental en particular.

Activacion cerebral

Activación cerebral en los distintos grupos./ BMJ Publishing Group Ltd

El equipo analizó las diferencias en los mapas para comprobar la activación cerebral específica relacionada con la Navidad y los resultados mostraron que cinco áreas del cerebro respondían a las imágenes relacionadas con las fiestas de una forma mucho mayor en el caso de grupo navideño que en el grupo no navideño.

Estas áreas incluyen la corteza motora primaria y la corteza premotora, el lóbulo parietal superior, el lóbulo parietal inferior y la corteza somatosensorial primaria. Son zonas que se asocian con la espiritualidad, los sentidos somáticos y el reconocimiento de emociones faciales, entre otras muchas funciones. Por ejemplo, los lóbulos parietales izquierdo y derecho desempeñan un papel en la autotrascendencia.

A pesar de estos descubrimientos, los autores puntualizan que se necesita más investigación para comprender el espíritu navideño y para profundizar en la presencia de otros posibles circuitos festivos en el cerebro, como los relacionados con otras posibles celebraciones.

Referencia bibliográfica:

Anders Hougaard et al. “Evidence of a Christmas spirit network in the brain: functional MRI study” British Medical Journal (16 de diciembre de 2015)

Rita González

Psicoterapeuta