Desecha el pesimismo de tu vida

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vida

Siguiendo el calendario que nos propusimos para conocer las necesidades desmedidas que malograr nuestro bienestar, este mes de febrero vamos abordar el pesimismo, la preocupación en exceso y por todo.

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vida

El pesimista crece y se desarrolla, no nace

Algunas personas piensan que son pesimistas “por naturaliza”, pero están equivocadas. Nadie nace así, es nuestra manera de percibir e interpretar las situaciones a las que nos enfrentamos en la vida, la que nos hace aprender y adoptar esta actitud negativa.

No olvidemos que nuestros pensamientos y actitudes influyen fuertemente en el resultado de todo lo que hacemos. Configuran el mapa con el que interpretamos nuestra realidad.

Los pesimistas creen que es imposible cambiar esta actitud negativa, y se refugian en la pasividad, en la permanente queja y en la desesperación. Ven siempre el vaso vacío.

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vida

Sin embargo, podemos superar esta sensación de desánimo, ya que el cambio de actitud hacia una visión mucho más positiva de la vida, está en nuestras manos. Cualquier persona puede tomar las riendas, lograr los desafíos que se proponga, y ver las cosas de una manera más optimista. Cambiar nuestra actitud, va a repercutir en nuestro modo de pensar, en nuestro estado de ánimo y por lo tanto en nuestra manera de encarar la vida.

Luchar contra el pesimismo implica el cambio de hábitos que nos llevan a centrarnos exclusivamente en esos pensamientos, en esas emociones negativas y recurrentes. Reflexionar sobre todo aquello que nos hace sentir bien, es el primer paso que vamos a tener que dar para reorientar nuestra actitud ante la vida.

Para nuestra salud emocional, es importante cambiar el disco, es decir, transformar todos nuestros pensamientos negativos en otra más constructivos y positivos.

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vida

Tenemos que analizar qué sentimientos nos provocan malestar y nos llevan a esos pensamientos negativos y reemplazarlos por una respuesta más ajustada a la realidad o problema.

Por último, una persona que lucha contra el pesimismo debe aprender a no sentirse derrotado ante las adversidades, ante las dificultades o cuando las cosas no salen según lo planeado. Debe aprender a buscar alternativas para superar los problemas.

¿Cómo es la preocupación excesiva y desmesurada?

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vidaPosiblemente por naturaleza venimos más equipados para preocuparnos que para calmarnos. Sentimos más veces miedo y desconfianza que tranquilidad. Estamos programados para el ataque (defendernos) y para la huida (escaparnos del peligro). La inquietud y el miedo forman parte de los mecanismos de supervivencia humana. Una dosis razonable de preocupación nos protege de peligros reales o imaginarios y nos impulsa a tomar decisiones. Es importante controlar nuestros miedos y saber discernir cuando nos advierten de un peligro real o cuando son producto de nuestra imaginación y de la propensión a defendernos de todo, temiéndolo todo.

Hay muchas personas que padecen de un desasosiego crónico, un estado de permanente fatalismo, que no llega a traducirse en una crisis de ansiedad, pero la alienta porque siempre se ponen en lo peor y dan la impresión de que buscan y desean que se cumplan sus negativos pronósticos.

En ocasiones, esta preocupación excesiva y desmesurada puede ir en aumento y convertirse en un terror paralizante o crisis de pánico.

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vidaSi observas que con cierta frecuencia sientes desasosiego e inquietud y estás preocupado más de la cuenta y sin un aparente motivo, es bastante probable que tengas alguna de estas carencias: alimentación, compañía, descanso, alegría.

Lo que tú necesitas es alimentarte mejor, descansar lo suficiente, disfrutar de buena compañía, y vivir la vida de manera plena. ¡Date algún homenaje! Estas medicinas te curarán el desasosiego.


¿Qué debemos hacer para controlar la preocupación?

Para la preocupación, OCUPACIÓN.

Ocúpate de aquella parte o problema que puedes controlar, esto te dará confianza y seguridad.

No hay nada más eficaz y reconfortante ante la inquietud, la preocupación y el miedo que enfrentarnos de forma directa contra lo que nos preocupa o atemoriza. ¡Movilízate!

Aquí te dejamos unos breves consejos que te ayudaran a lograr tu objetivo

Bienestar Desecha el pesimismo de tu vida

Rita González

Psicoterapeuta